Servicios

Conoce los alimentos que jamás debes guardar en contenedores de plástico

Por más prácticos que resulten los tuppers, es necesario que sepas que no todo se puede guardar ahí.

Los tuppers se han convertido en un elemento común en la cocina moderna para guardar y conservar alimentos. Sin embargo, no todos los alimentos se llevan bien con este material, ya que algunos pueden reaccionar con los componentes químicos del plástico y afectar tanto su sabor como su calidad.

Mantener la seguridad y calidad de tus alimentos es esencial para cuidar tu salud y disfrutar de comidas deliciosas. Si bien los contenedores de plástico son convenientes, es importante conocer sus limitaciones y cuándo es mejor optar por alternativas.

Alimentos que no debes guardar nunca en tuppers

Comidas con alto contenido de grasas o aceites

Si eres fanático de las ensaladas con generosas cantidades de aceite de oliva u otras preparaciones ricas en grasas, es hora de reconsiderar el uso de este tipo de recipientes. El plástico puede absorber estas grasas y aceites, dejando manchas persistentes y olores difíciles de eliminar. Opta por recipientes de vidrio para evitar estos problemas y mantener tus comidas frescas sin alteraciones no deseadas.

Alimentos con elevados grados de acidez

La acidez de algunos alimentos, como cítricos, vinagretas, salsas ácidas y platos con tomate, puede interactuar con los componentes químicos del plástico. Esta interacción puede afectar tanto el sabor como la textura de los alimentos, dejándolos con un gusto extraño e indeseado. Para conservar la calidad y el sabor de estos alimentos, elige alternativas a los tuppers, como recipientes de vidrio o acero inoxidable.

Preparaciones calientes

Es tentador transferir comidas recién cocinadas a los contenedores de plástico para guardarlas y refrigerarlas. Sin embargo, este proceso puede ser perjudicial para la calidad de los alimentos y la seguridad alimentaria. Los tuppers sometidos a altas temperaturas pueden liberar sustancias químicas que se infiltran en los alimentos y causan contaminación. Opta por recipientes resistentes al calor, como los de vidrio, para mantener la integridad de tus comidas.

En lugar de arriesgar la calidad de tus alimentos, elige recipientes de vidrio o acero inoxidable para aquellos que sean ricos en grasas, ácidos o que estén calientes. Con estas precauciones simples, podrás disfrutar de comidas frescas, sabrosas y libres de alteraciones no deseadas.

Tags

Lo Último

Más de en la hora

Recomendados