La decisión que pudo cambiar el destino de Michael Schumacher en la Fórmula 1

El piloto alemán de Ferrari se retiró en dos ocasiones, la primera de la escudería de Maranello y la segunda con Mercedes.

12 de agosto de 2022

Michael Schumacher, pese a conseguir sus dos primeros títulos con la escudería Benetton, es sinónimo de la Scuderia Ferrari, con los que consiguió cinco campeonatos consecutivos en la Fórmula 1. Tras su periodo dorado, el alemán pasó a la escudería Mercedes donde vio el fin de su carrera.

Sin embargo, ello fue una situación casi fortuita, ya que el talento de Schumacher era pretendido por las escuderías más importantes en la categoría reina del automovilismo y la parrilla de ese momento hizo suponer que McLaren hubiese podido ser el hogar del teutón para lo que se convirtió en el momento más importante de su carrera.

De acuerdo a Norbert Haug, ex-vicepresidente de la "saeta plateada" de Alemania, la presencia de Adrian Newey, entonces diseñador del monoplaza y actual encargado del mismo tema con la escudería Red Bull, donde trabaja con Max Verstappen y Sergio "Checo" Pérez, hubiese sido el principal atractivo para el siete veces ganador de campeonatos en la historia.

Haug habló sobre el acercamiento que tuvieron con el conductor germano: "En 1999, Schumacher quería llegar a la escudería McLaren-Mercedes. De hecho, hubo una reunión secreta entre él, su manager en ese momento Willi Weber, Rod Dennis y Jürgen Hubbert, titular de la firma germana en el Gran Premio de Mónaco en el Hotel Beach Plaza".

Esta fue la diferencia que evitó que Michael Schumacher cambiara su destino en la Fórmula 1

Sin embargo, el pero principal provino desde la parrilla, ya que la presencia de Mika Hakkinen, uno de sus principales rivales en la parrilla, no le daría el espacio preferencial y poderse cimentar como el principal piloto de la escudería británico-alemana, por lo que eligió apostar por otra firma: Ferrari, archirrivales de McLaren.

Con la Scuderia de Maranello, Schumacher consiguió firmar 77 victorias y las ya mencionadas cinco coronas entre las temporadas del 2000 y del 2004, siendo esta última un ciclo histórico con 13 triunfos en 18 oportunidades, lo que le permitió en ese momento situarse en solitario como el máximo ganador en la historia.

Actualmente, Schumacher se mantiene como el segundo piloto con más éxitos en la categoría, siendo primero igualado en campeonatos por Lewis Hamilton y luego superado por el propio británico de Mercedes en victorias, siendo el primer conductor en conseguir al menos 100 banderas a cuadros en la categoría.

Michael Schumacher reveló así quien sería su sucesor en la Fórmula 1 como máximo campeón