Servicios

5 hábitos para deshacerte de la ansiedad y el exceso de pensamientos

Deshazte de los sentimientos de miedo, temor e inquietud con sencillos hábitos que te ayudarán a encontrar paz mental.

Uno de problemas de salud mental que más afecta a millones de personas es la ansiedad, la cual se define como un estado emocional en el que se presentan cambios somáticos (cuando una persona expresa tener un síntoma que en realidad no tiene) y psíquicos, se presenta de manera excesiva y su duración es prolongada.

La ansiedad puede manifestarse de diversas maneras, entre ellas sensaciones somáticas como mareos, taquicardia, sudoración, palpitaciones, temblor, molestias digestivas, aumento de la frecuencia y urgencia urinaria y/o mareos o psíquicos (nerviosismo, deseo de huir, sensación de muerte inminente, inquietud, miedos irracionales, temor a perder la razón y el control).

La ansiedad tiende a producir distorsiones de la percepción de la realidad, del entorno y de la persona misma, lo que afecta la funcionalidad del individuo y también genera el exceso de pensamientos que no siempre son buenos. Si sientes que tienes algún ataque de ansiedad, prueba con estos sencillos métodos que te ayudarán a combatirla.

Hábitos para deshacerte de la ansiedad y el exceso de pensamiento

1. Realiza meditación. La meditación te ayudará a despejar tu mente, darte equilibrio y te dará una sensación de paz. También puedes utilizarla para relajarte y hacer frente al estrés, centrando tu atención en algo que te tranquilice.

2. Práctica la atención plena. Esto te ayudará a aliviar el estrés, deshacerse de la ansiedad, dormir mejor y reducir la presión arterial. La atención plena también nos permite ser más conscientes de la corriente de pensamientos y sentimientos que experimentamos.

3. Acepta tus miedos. Esto te ayudará a desarrollar la sabiduría, el valor y la resiliencia, además de que te ayudará a ganar más confianza en ti mismo. Si lo haces estarás cuidando además de ti y puedes correr riesgos. Es importante separarte de ellos, ya que no te representan y tener un mejor enfoque las cosas.

4. Practica la autocompasión. Si sientes que estás castigándote por algo que hiciste, trata de perdonarte y aceptar, para ello puedes comenzar por tomar nota de un pensamiento estresante, presta atención a las emociones y respuestas corporales que surgen, reconoce que tus sentimientos son verdaderos en ese momento y repetir afirmaciones como “Soy suficiente”, “Soy capaz”, “Soy bueno en lo que hago”.

5. Comprende tus desencadenantes. Esto es por ejemplo, una persona determinada, una situación determinada o un lugar determinado. Date cuenta de lo que te hace pensar demasiado y sentirte ansioso. Si lo tienes trata de enfrentarlos y evitarlos a la larga.

Tags

Lo Último

Más de en la hora

Recomendados