MARÍA FÉLIX

La Doña, María Félix, regresa al cine

Restauran la película “Río escondido”, de Emilio "El Indio" Fernández, protagonizada por la diva del cine de oro mexicano, María Félix

Still de la película Río Escondido
Exposición 'Río Escondido. La restauración', que se exhibe en Cineteca Nacional
Póster de la película protagonizada por María Félix
Still de la película 'Río escondido'
Escrito en TIEMPO X el

María Félix regresará a las pantallas de cine. No será ni con un documental ni con ninguna creación CGI, sino a través de un clásico del cine mexicano que acaba de ser restaurado: “Río escondido” (1948), considerada una de las cien mejores películas en la historia del cine nacional.

En este melodrama, la Doña interpreta a la maestra rural Rosaura Salazar, quien por encargo del propio Presidente de la República, y a pesar de que está enferma del corazón, sale rumbo al pueblo de Río Escondido para encargarse de la escuela que lleva meses cerrada. Tras su llegada, Rosaura debe enfrentar al cacique Regino Sandoval (Carlos López Moctezuma, el villano del cine mexicano de la Época de Oro), quien explota y niega el agua a los campesinos y ha clausurado la escuela.

Este filme fue fotografiado ni más ni menos que por el talentosísimo Gabriel Figueroa, además de que contó en su reparto con Columba Domínguez, Roberto Cañedo y Domingo Soler.

 

La restauración

La restauración y digitalización de esta película, que podrá verse en la Cineteca Nacional a partir del 9 de julio, es parte de la alianza entre Arte & Cultura del Centro Ricardo B. Salinas Pliego y la Cineteca Nacional, a través de su Laboratorio de Restauración Digital, donde se hizo el trabajo. En cuanto abrieron las instalaciones de Cineteca luego del cierre por la emergencia sanitaria de Covid-19, se empezó a trabajar en esta restauración.

Para hacer el minucioso trabajo, los 27 expertos de diversas disciplinas revisaron tres copias en 35mm y una más en 16mm, pertenecientes al acervo fílmico de la Cineteca Nacional. Se tardaron aproximadamente 28 semanas en finalizarlo, interviniendo digitalmente 141 mil 852 cuadros.

Para tener una idea de cómo se logró la restauración, el público podrá disfrutar de la exposición “Río Escondido. La restauración”, instalada en el vestíbulo de la sala 3 de la Cineteca (Avenida México Coyoacán 389, Xoco), en el que se podrán encontrar carteles, libretos y documentos originales del filme, así como una selección de imágenes de Gabriel Figueroa.

La colaboración

No es la primera vez que Arte & Cultura del Centro Ricardo B. Salinas Pliego suma esfuerzos con la Cineteca Nacional en favor de la preservación y restauración del patrimonio fílmico nacional. Su trabajo en conjunto comenzó en 2018 con películas del acervo fílmico del centro. La primera película en ser restaurada y digitalizada fue “El rey del barrio” (1950), de Gilberto Martínez Solares, protagonizada por Germán Valdés "Tin Tan" y considerada la mejor comedia del cine nacional. Ahora tocó el turno a “Río escondido” (1948), y seguirán “El ceniciento” (1952) y “El revoltoso” (1951), de la dupla Martínez Solares-Tin Tan.
 

La importancia de nombrarla "La Doña"

María Félix es uno de los grandes personajes del siglo 20 en México. Altiva, impenetrable y empoderada, La Doña filmó 47 películas, entre México, España y Francia, la última en 1971, bajo la dirección de Juan Ibáñez: “La Generala”, cuando tenía 56 años. Falleció el 8 de abril de 2008.

Ella trabajó con actores y actrices de gran fama, como Pedro Armendáriz, Pedro Infante, Rossano Brazzi, Georges Marchal, Yves Montand, Gérard Philipe, Vittorio Gassman, Curt Jurgens, Fernando Rey, Arturo de Córdova, Jorge Negrete, Carlos Thompson, Ignacio López Tarso, Emilio Fernández, Jack Palance y un largo etcétera.

La belleza de esta mujer, que dejó su natal Sonora para radicar en la Ciudad de México, fue descubierta a principios de los años 40 por el ingeniero Fernando Palacios, quien la abordó en la calle de Palma y la convenció de hacer una prueba para el cine. Ella dudó, pero finalmente accedió y, a partir de ese momento, comenzó su carrera en una de las mejores épocas en la historia del cine mexicano, la llamada Época de Oro.