¿No mires arriba? Niño descubre un asteroide certificado por la NASA

Miguel, un niño venezolano de 13 años descubrió un asteroide y fue certificado por la NASA.

29 de diciembre de 2021

A pesar de que los asteroides suelen ser los grandes villanos y protagonistas constantes de películas de ciencia ficción en donde la Tierra corre peligro de una destrucción masiva e inminente, las pruebas científicas y astronómicas han demostrado que estas gigantescas rocas espaciales no representan un peligro, por lo menos hasta ahora.

Para lograr entender el universo y sus misterios basta con que se le ponga constantemente atención al cielo, y esto lo tiene muy claro Miguel Rojas, un niño venezolano quien a sus 13 años logró hacer un descubrimiento que pueden presumir muy pocos: el joven descubrió la existencia de un asteroide entre Marte y Júpiter. Esta hazaña le valió una certificación por la agencia espacial más famosa del mundo: la NASA.

Este logro fue compartido desde la cuenta de Instagram de Miguel, quien orgulloso compartió su certificado oficial acompañado del siguiente mensaje:

«Con mucha emoción, les comparto el reconocimiento que me ha hecho llegar la NASA, mi descubrimiento preliminar ahora es provisional, es decir, la NASA ya certificó que he descubierto un asteroide».

El descubrimiento del asteroide por un niño

El nuevo miembro de la NASA es un pequeño que desde hace mucho ha demostrado su pasión por la astronomía al pasar horas estudiando el cielo, esto lo llevó a descubrir desde su casa un cuerpo celeste que recibió el nombre temporal de 2021GG40.

Eventualmente este descubrimiento llegó hasta los oídos del personal del observatorio Pan-Starrs del Instituto de Astronomía de la Universidad de Hawaii y la Universidad Hardin Simmons, de Texas quienes reconocieron su hallazgo y lo compartieron con la hazaña espacial.

Desde que llegó su certificado, Miguel no para de mostrarlo con orgullo desde sus redes sociales, poniendo en algo su nombre y el de la ciencia:

«Contar a tantas personas mi historia y lo mucho que me apasiona la astronomía me llenó de mucha alegría».