5 AÑOS SIN JUANGA

El día que México perdió a Juan Gabriel

A cinco años de la muerte de “El Divo de Juárez”, sus fanáticos siguen recordando el increíble homenaje que recibió en el Palacio de Bellas Artes.

El cantante falleció el 28 de agosto de 2016Créditos: Instagram de @soyjuangabriel_
Escrito en TIEMPO X el

Han pasado cinco años desde que Juan Gabriel exhaló su último aliento el 28 de agosto de 2016, dejando una pérdida imborrable en la música de habla hispana, pues “El Divo de Juárez” es una de las mayores leyendas musicales que han existido en nuestro país y Latinoamérica.

Juanga, como le llamaban de cariño sus millones de fanáticos, rompió estándares en un país regido por el machismo: con sus extravagantes vestuarios repletos de brillosas lentejuelas y sus jocosas coreografías, puso a sus pies a todo México.

Sin más, Juan Gabriel no necesitó que nada ni nadie lo ayudará a ser aceptado. Él fue más allá, y su increíble talento vocal y su capacidad como compositor, así como su carisma y brutal presencia en el escenario, lo hicieron ser no sólo respetado, sino adorado.

La noticia de su muerte palideció no sólo a México, sino a otros países donde la música del Divo había logrado robar corazones, por lo que con sentimientos encontrados miles de mexicanos se dieron cita en el Palacio de Bellas Artes para dar el último adiós a Juan Gabriel, y nuevamente el intérprete de “Hasta que te conocí” abarrotó, como lo hacía en vida en cada espacio en el que se presentaba.

El homenaje al icónico cantante rompió récord, pues por dos días la gente se formó en filas inmensas para poder estar cerca de las cenizas de su ídolo. Se estima que hubo 700 mil asistentes en el recinto cultural más importante del país. Aquel día se pudo ver a algunas personas llorando desconsoladamente, mientras otras estaban felices de poder dar el último adiós al intérprete.

El funeral del superastro de la música mexicana fue algo que no se había visto en la historia contemporánea del país, pues superó por mucho a los funerales de otros ídolos populares como los actores Mario Moreno “Cantinflas” y María Félix “La Doña”. Sólo se puede comparar con el que recibió el ídolo mexicano por excelencia: Pedro Infante.

Han pasado cinco años y Juan Gabriel no se olvida, lo que confirma lo ya sabido por todos: se convirtió en lo que siempre quiso ser: una leyenda inmortal de la música mexicana.

Aquí, un breve recuento de su homenaje en Bellas Artes: