Alejandra Guzmán, vinculada al escándalo financiero de los Pandora Papers

En una nota de “El país” se le asocia con la compra de unos departamentos en Miami

5 de octubre de 2021

La rockera Alejandra Guzmán prácticamente durante toda su vida ha vivido bajo el escrutinio público y en medio de la polémica. Por ejemplo, este año, su hija, Frida Sofía Moctezuma, la demandó a ella y su abuelo, Enrique Guzmán, por abuso sexual, violencia familiar y corrupción de menores. Ahora, su nombre apareció en los Pandora Papers, una investigación periodística colaborativa que involucra a más de 600 periodistas de 150 medios y casi 120 países que han revisado 12 millones de documentos obtenidos de 14 despachos que se dedican a la creación de sociedades offshore.

En un artículo del diario español "El país" –uno de los medios participantes– alojado en el portal Quinto Elemento Lab, organización independiente mexicana que también participó en la investigación, se lee que el nombre de la hija de Silvia Pinal está asociado a la compra de un departamento en un condominio de lujo a través de una empresa de papel en las Islas Vírgenes Británicas. Éstas, situadas en el Caribe, han destacado como territorio de privilegios fiscales y confidencialidad.

Desde 2014, Alejandra Guzmán es la accionista única de Frida Enterprises Corp, compañía creada allí a través del despacho panameño Alemán, Cordero, Galindo y Lee (Alcogal), el cual aparece frecuentemente en la investigación de los Papeles de Pandora, coordinada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ).

El inmueble de 184 metros cuadrados, valuado en más de un millón de dólaresse encuentra en el lujoso condominio L'Excellence, ubicado en la avenida Collins, conocida como la calle de los millonarios y enmarcada por un paisaje marítimo de ensueño: por un lado, la Bahía de Biscayne; por el otro, el océano Atlántico.

Asimismo, se lee en el artículo que la intérprete de "Hacer el amor con otro" abrió en 2018 Frida Enterprises Inc., en Florida, para adquirir un penthouse en el condominio Aria on the Bay, torre residencial ubicada frente al mar: un edificio de 53 pisos con lotes con precios de venta entre los 400 mil y los 10 millones de dólares.

“La diferencia entre ambas compañías es que, en la de Islas Vírgenes Británicas, Guzmán no aparece en las versiones públicas del registro mercantil y se beneficia de una de las regulaciones fiscales más laxas del mundo. Aunque tener una sociedad offshore no es ilegal, en muchos casos su opacidad es campo fértil para evadir impuestos, prácticas tributarias abusivas e, incluso, el lavado de dinero”.

Se aclara que se buscó al equipo de prensa de la Guzmán, pero que no se obtuvo su respuesta.