NFL

Las polémicas y escándalos que dejó Tom Brady en la NFL

Pese a su nivel de juego y ética laboral, el 12 de Patriots y Buccaneers tuvo problemas con la NFL por maniobras ilegales.

Créditos: Twitter - @NFL
Escrito en POLIDEPORTIVO el

Tom Brady confirmó, después de varios rumores, el final de su carrera en la NFL. Sin embargo, sus polémicas quedarán como parte de su legado. El histórico mariscal de campo se despidió de los emparrilados tras 22 temporadas llenas de éxitos, incluidos sus siete anillos de Super Bowl y tres premios como Jugador Más Valioso de la temporada. A pesar de su indudable sitio entre los mejores de todos los tiempos, existen ciertos momentos o situaciones que sus críticos siempre usarán en su contra. 

Más allá de lo que se pueda comentar de victorias en postemporada sobre franquicias como Colts o Green Bay con arbitrajes que muchos podrían considerar ventajosos para Brady y los Patriots o Buccaneers, lo que son algo más cercano a opiniones personales. Sin embargo, sí hay momentos en que el mariscal de campo o New England, se metieron en problemas, hasta el punto de ser investigados por la NFL y juzgados por los aficionados. 

Los dos grandes momentos que han marcado a Brady y su legado son el "Spygate" y el "Deflagate". En el primero, Patriots fue acusado de robar señales de sus rivales y grabar un partido de los New York Jets desde una zona prohibida, en la cual podían tomar distintas situaciones en el armado de la estrategia de la franquicia de la Gran Manzana. Por su parte, Steve Spagnuolo, quien fuera entrenador de Eagles, declaró tiempo después que el equipo comandado en la ofensiva por Brady les robó señales en el Super Bowl XXXIX. 

El equipo de New England sí fue castigado por la NFL con una selección de primera ronda en el draft y una multa de 500 mil dólares, esto después de lo ocurrido con Jets en 2007, cuando el cuadro de los Patriots finalizaron la campaña de manera perfecta, aunque cayeron ante los Giants en el Super Bowl XLII. 

El "Deflagate" ocurrió en 2015 en el marco de la antesala del Super Bowl XLIX ante los Indianapolis Colts. De hecho New England ya se encontraba bajo la mirada los aficionados por las acusaciones de Jim Harbrough, entrenador de Baltimore Ravens, quien acusó a sus rivales en la Ronda Divisional de utilizar formaciones ilegales. 

Tan solo una semana después, se señaló la posibilidad de que Patriots y en este caso de manera más directa, Brady, desinflaran los balones en el encuentro contra Colts. La situación pasó de un rumor y acusación a una investigación que en la que se llegó a la conclusión de que New England infringió el reglamento y el quarterback fue castigado por cuatro partidos.