CRUZ AZUL

Los porteros enterrados durante la era de Jesús Corona en Cruz Azul

El histórico guardameta mexicano ha permanecido en el arco de la Máquina por más de una década, lo que le costó oportunidades a otros jugadores en su posición.

Los porteros enterrados durante la era de Jesús Corona en Cruz Azul.El actual portero titular de la Máquina tiene más de una década en el puesto. Créditos: Tomada de Instagram: @guillermoallison12
Escrito en FUTBOL MEXICANO el

Jesús Corona es uno de los mejores porteros en la historia del futbol mexicano y un histórico en Cruz Azul, donde con toda justicia se ha ganado su lugar en el arco por más de una década. Sin embargo, sus legendarias hazañas también se han convertido en un obstáculo para otros guardametas, quienes se quedaron sin oportunidades en la Máquina y Primera División. 

Porteros que no pudieron salir de la sombra de Jesús Corona en Cruz Azul

El primero es Yosgart Gutiérrez, quien en realidad ya se encontraba bajo la sombra de Óscar "Conejo" Pérez antes de la llegada de Corona al club cementero. En 2007 subió al primer equipo y para 2013 fue enviado en préstamo al Atlante, a esto le siguió un año en Pumas y cuatro y medio más en Necaxa. Con Cruz Azul, el nacido en Guasave no fue completamente borrado como otros nombres en la lista, en realidad, de acuerdo con información de Transfermkt, disputó 98 partidos con la Máquina, además de 53 encuentros con los Rayos, 9 con los Universitarios y 26 más con los Potros. 

El siguiente en el listado es Guillermo Allison, el eterno suplente de Corona. El actual guardameta de Celaya pasó 10 años en el primer equipo de Cruz Azul, en su mayoría en el banquillo, antes de ser enviado a Cancún FC en el verano de 2020. Tras un año en el paraíso mexicano, se movió a los Toros, también dentro de la Liga de Expansión. Compitió en 62 juegos con los cementeros, incluidos compromisos de la Liga de Campeones de la Concacaf y Copa MX, mientras que en la Segunda División del balompié mexicano, el arquero de 31 años ya suma 49 encuentros en su tiempo con la Marea Azul y Cajeteros.

Asimismo, aparecen nombres realmente desconocidos para la mayoría de los aficionados, como Javier Caso, quien no juega desde que dejó a Zacatepec en 2017 y nunca vio un solo minuto con Cruz Azul. Alejandro Peláez, futbolista del Cruz Azul Hidalgo y que a los 27 años solo ha disputado un partido de Copa MX con el primer equipo de la Máquina, además de ser enviado por seis meses a Loros de Colima. Finalmente, en la misma situación se encuentra Louis Bedwell, canterano que a los 25 años y desde 2019 no tiene equipo, después de intentar en el Yalmakan FC y Tuxtla.   

Uno de los jugadores de fuerzas básicas que debió probar suerte en otro lado fue Gibrán Lajud, quien sin posibilidades de arrebatarle el puesto al medallista olímpico en Londres 2012, fue prestado y finalmente vendido a Xolos. El arquero de 28 años pasó buenos momentos en la frontera con 164 juegos disputados, hasta que fue enviado a Santos Laguna, donde actualmente es el suplente de Carlos Acevedo. A pesar de ser considerado una promesa importante, nunca debutó en un partido oficial de Cruz Azul. 

Finalmente, Sebastián Jurado llegó de Veracruz como uno de los guardametas jóvenes más emocionantes de la Liga MX, con la idea de convertirse en el heredero del puesto de Corona. Tras dos años en el club, el ex portero de los Tiburones Rojos solo ha protegido el arco de los cementeros en 10 ocasiones, seis en el futbol mexicano y cuatro más en la Concacaf y esto debido a lesiones de Chuy. 

A Jurado se ha unido Andrés Gudiño, una agradable sorpresa para la Máquina en 2021, compartiendo tiempo de juego con su compañero ante la ausencia de Corona. El surgido en Venados llegó a Cruz Azul en 2018 para competir en el Hidalgo, pero ya tiene ocho compromisos disputados en el primer equipo. Sin embargo, ante la presencia de los otros dos guardametas en la plantilla, fue enviado a Tepatitlán en el actual mercado de pases, donde ya ha visto acción en un encuentro de la Liga de Expansión MX.