Maternidad: ¿Puedo comer mariscos durante mi embarazo?

Conoce que alimentos marinos puedes consumir y cuáles te podrían llevar al hospital.

La alimentación es muy importante porque es la gasolina con la que trabaja nuestro cuerpo y más cuando estás esperando a un bebé. En esta nota tú podrás informarte de todo lo que tú tienes que saber sobre los mariscos en el embarazo.

De acuerdo con los especialistas, lo recomendable es reducir o evitar el consumo de mariscos durante el embarazo. Sin embargo, el pescado se puede consumir con las precauciones de higiene.

El pescado es recomendable debido a que contiene proteínas de alto valor biológico y contribuye a la ingesta de nutrientes esenciales como el yodo, el selenio, el calcio y las vitaminas A y D. Además de que proporciona ácidos grasos poliinsaturados Omega 3.

Los marisco menos recomendables durante el embarazo son el caso de estar crudos, un ejemplo sería  el sushi, el carpaccio o alimentos como mejillones, pulpo, almejas o langosta.

¿Cuáles son los riesgos de comer mariscos durante el embarazo?

Estos pueden contener microorganismos o patógenos peligrosos que pueden desencadenar fácilmente los siguientes padecimientos:

  • Salmonelosis - una enfermedad producida por la ingesta de alimentos contaminados por una bacteria llamada salmonela, causante de intoxicaciones alimentarias, especialmente por carnes o pescados crudos.
  • Anisakis - El anisakis es un gusano nematodo que habita en el sistema digestivo de los peces. Se adquiere a través del consumo de pescado contaminado. Las personas que consumen pescado con anisakis pueden presentar síntomas  24 horas después de ingerirlo. Los síntomas que puedes presentar son náuseas y vómitos continuos, erupción cutánea, dolores abdominales intensos y aumento de la temperatura corporal.
  • Toxoplasmosis - La toxoplasmosis es una enfermedad parasitaria producida por un protozoo minúsculo: el trofoplasma Gondii. En ocasiones, la toxoplasmosis genera síntomas graves, en especial, en pacientes inmunodeprimidos o enfermos de VIH. Si contrae toxoplasmosis durante el embarazo, puede sufrir abortos o malformaciones congénitas que pueden afectar al cerebro, los ojos y otros órganos del feto.

Si aun conociendo las consecuencias deseas consumirlo, se te recomienda que sea de manera ocasional, evites mariscos crudos o que creas que no están bien cocinados.

Para mayor información deberás acudir con tu  ginecólogo que sigue tu embarazo, puesto que es la figura de referencia y conocen tu embarazo perfectamente.

Le regalaron un iPhone 13, se le cae y se vuelve viral

 

Tags

Lo Último