CUMPLEAÑOS

"Me siento contento cuando despierto": Ignacio López Tarso cumple 97 años

El gran actor mexicano está celebrando un año más de vida.

Ignacio López Tarso cumple 97 años
Ignacio López Tarso cumple 97 años
Escrito en TIEMPO X el

Ignacio López Tarso es un talentoso actor mexicano que se ha ganado el corazón y admiración del público con sus más de 70 años de carrera artística. Este 15 de enero llegó a los 97 años más feliz y agradecido que nunca rodeado de todo el amor de su familia.

Nació en la CDMX pero vivió en muchos estados de la República Mexicana durante su infancia como Veracruz, Jalisco y Sonora por cuestiones laborales de su padre quien se desempeñaba en el servicio de correos. Sus padres no pudieron pagarle una educación superior y se inscribió al Seminario Conciliar de México. Lo abandonó porque no tenía vocación para ser sacerdote.

Pudo ser militar pero no quiso seguir ese camino, trabajó como agente de ventas de una empresa fabricante de ropa de mezclilla pero sus problemas económicos persistían. Se aventuró con un grupo de amigos a trabajar en California, Estados Unidos, como bracero en la cosecha de uva y naranja. No quería quedarse en el país vecino, solo quería ahorrar algunos dólares y regresar con su familia. Tuvo un fuerte accidente mientras trabajaba que le lastimó seriamente la espina dorsal dejándolo casi paralizado. Esto provocó su triste regreso a México en tren.

Luego de su recuperación, en 1949 ingresó a la única escuela de teatro en el país: La Academia de Arte Dramático del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA). Su debut profesional en teatro ocurrió en 1951 con la obra "Nacida ayer" de Garson Kanin. Fue el inicio de una gran carrera en teatro, cine y televisión. Su preferencia siempre fue el teatro, sobre todo con obras clásicas de la época de Shakespeare y Cervantes.

En 1954 debutó en cine con la película "La Desconocida" de Chano Ureta; sin embargo, no fue de su agrado. Ignacio López Tarso reconoció que fue uno de los peores filmes en el que ha participado. Su debut en televisión sucedió en 1961 con la teleserie "Cuatro en la Trampa". Además hizo doblajes, lanzó ocho discos donde declama versos y corridos, en su mayoría sobre la Revolución mexicana y ha ganado muchos premios. Con esfuerzo y perseverancia ha forjado una de las carreras más largas y admirables del medio artístico.

Ignacio López Tarso cumple 97 años

Consolidado como un actor importante para la historia del arte mexicano, Ignacio López Tarso llega a los 97 años más que agradecido con la vida, su familia y amigos. En una entrevista para Milenio contó que quiere festejarlo de forma sencilla con su familia y amigos que aunque tiene pocos, menciona, son muy buenos. "Estaré con ellos en mi casa. Quiero comer aquí, platicar y estar muy feliz porque cumplo 97 años. Tengo unos ánimos enormes y un gran gusto por la vida. Me encanta mi vida, me siendo muy contento cada que despierto en mi cama y vivo un día más", dijo.

Recordó su larga trayectoria de 74 años como actor y las enormes personalidades con las que ha compartido escenario como María Félix, Luis Buñuel, Dolores del Río y Emilio "El Indio" Fernández entre otros.

Contó también que está muy feliz porque en Estados Unidos se exhibirán tres películas suyas en Hollywood. Revela que recibió la invitación para presenciarlas pero no tiene visa, así que le fue imposible estar por allá. "Me quedo con la emoción de saber que allá proyectarán "Macario", "La Rosa Blanca" y "Días de Otoño", tres películas que quiero mucho”; dijo.

Reveló también que estuvo enamorado de María Félix por mucho tiempo, mientras filmaba con ella algunas películas de la época del Cine de Oro mexicano. “Hicimos como siete películas juntos, en una de ellas la enamoraba, pero ella no sabía que yo estaba enamorado de ella como actor y como hombre, era tan hermosa y cariñosa conmigo, me invitaba a comer en las locaciones, incluso la invité a hacer teatro, me hubiera encantado que se lograra como lo hice con Dolores del Río”, confiesa.

Ignacio López Tarso ha pisado los foros de cine y televisión, así como los escenarios teatrales más importantes del país, dejando un legado importante e imborrable para el arte mexicano.