NFL

¿Quién fue Vince Lombardi y por qué se llama así el trofeo el Super Bowl?

El trofeo que se entrega al ganador del Super Bowl fue bautizado en 1970 para su quinta edición.

Vince Lombardi es el nombre del Trofeo de la NFL.El entrenador consiguió cinco campeonatos de la ligaCréditos: Twitter - @Packers
Escrito en POLIDEPORTIVO el

A seis días de que se dispute el Super Bowl LVI en SoFi Stadium entre los Bengals de Cincinnati y los Rams de Los Ángeles, la NFL ya prepara el Trofeo Vince Lombardi para acreditar a los ganadores del duelo y de la campaña 2021, tras 51 años de entregar el galardón más importante del futbol americano profesional con el nombre del mítico entrenador de la década de los 50 y los años 60 en el surgimiento del partido. 

¿Quién fue Vince Lombardi y por qué bautiza el trofeo de la NFL? 

Vince Lombardi fue un entrenador en jefe, quien estuvo en la National Football League entre 1959 y 1970, con los Green Bay Packers (1959-1968) y los Washington Redskins (1969-1970) y consiguió cinco títulos de la liga con el conjunto de Wisconsin, incluyendo, además, los dos primeros Super Bowls en la historia en 1967 y 1968. 

Lombardi, quien comenzó a entrenar desde 1940 en preparatoria, lo que comenzó un camino de 19 años sin poder conseguir una plaza de Head Coach por su ascendencia italiana, aunque llegó a la NFL desde 1956 como coordinador de la ofensiva de los Giants de New York, su ciudad natal. Tres años más tarde y con un campeonato en su haber, los Green Bay Packers, que habían finalizado con apenas una victoria en 1958 le dieron un voto de confianza como entrenador y gerente general que rindió frutos para la historia del equipo más ganador en los 102 años del organismo. 

En apenas su segundo año al frente del conjunto verde y oro, los llevó al campeonato de la NFL, aunque perdieron frente a los Eagles de Philadelphia, quedándose a 13 yardas de conseguir un empate potencial. Desde entonces, los Packers dominaron los años 60 en la liga, convirtiéndose en iconos del estallido televisivo de la organización. En 1961 y 1962 vencieron a los Giants en Green Bay y Nueva York, así como en 1965 ante los Cleveland Browns. 

Por otro lado en 1966 estalló otro de los conflictos clave para la historia de la National Football League, ya que la organización rival American Football League comenzó a tener un impacto importante en cuanto a ratings y negociación con jugadores lo que desembocó en un partido entre los ganadores de ambas ligas para definir al campeón del deporte: el Super Bowl. 

Con su éxito ante los Dallas Cowboys en el Cotton Bowl, los Packers de Vince Lombardi disputaron el primer duelo por el "campeonato mundial" ante los Kansas City Chiefs. Sin mucha competencia, Green Bay consiguió un triunfo 35-10 en el Coliseo de Los Ángeles en California. 

Un año más tarde, por otro lado, Lombardi buscó conseguir un hito inédito en la era de los playoffs de la NFL: un tricampeonato. Con un equipo que ya sufría por lesiones y la edad de sus estrellas consiguieron llegar al Juego de Campeonato, de nuevo ante los Dallas Cowboys en la víspera de Año Nuevo en Green Bay. En el duelo conocido cómo el "Ice Bowl" (Tazón del Hielo) por sus bajas temperaturas (-15 grados Celsius con una sensación térmica de -45) los Packers remontaron con una última serie de 68 yardas para lograr el récord, la victoria 21-17 y el boleto al segundo Super Bowl, donde no tuvieron problema en despachar a los Raiders 33-14, lo que marcó el fin de la era Lombardi con la escuadra de Wisconsin que tardaron 29 años en conseguir el cetro nuevamente. 

Tras la campaña de 1968 donde hizo labores de gerente general, Lombardi emigró a los Washington Redskins, un equipo en condiciones similares a las que encontró en su primer equipo en Green Bay y con los que consiguió el mismo récord (siete ganados y cinco derrotas) en su primer año. Para su segunda campaña, sin embargo, comenzaron los problemas de salud que desembocaron en su fallecimiento el 3 de septiembre de 1970 por cáncer de colon

Tres meses después de su muerte, el entonces Comisionado de la NFL, Pete Rozelle, bautizó el trofeo que se entrega al campeón del Super Bowl con el nombre del mítico entrenador, quien también en el año posterior ingresó al Salón de la Fama y quien inmortalizó la frase: "Ganar no lo es todo, es lo único".