Alemania inconforme con las lamentables declaraciones del embajador qatari sobre la homosexualidad

El gobierno alemán no dudó en mostrar su descontento ante las palabras de las autoridades del país sede del Mundial de Qatar 2022, mismo que calificó a la homosexualidad como problema mental.

8 de noviembre de 2022

El embajador de qatari, Khalid Salmar llamó "enfermedad mental" a la homosexualidad, aunque considera garantizada la seguridad de los visitantes en el Mundial de Qatar 2022, sin embargo, Nancy Faeser, ministra alemana de Interior y Deportes, fue clara al mostrar su descontento con estas desafortunadas declaraciones.

"Las competencias sobre esa cuestión corresponden al ministro del Interior y a la vez primer ministro del país", afirmó la socialdemócrata Faeser, quien la semana pasada visitó Catar para abordar la protección de los aficionados con su homólogo.

La reacción de la ministra sigue al escándalo causado en su país por las declaraciones de Khalid Salmar en una entrevista ante la televisión pública alemana ZDF, que fue cortada por representantes del comité organizador del Mundial justamente cuando hablaba de la homosexualidad.

"Durante el Mundial pasarán muchas cosas en el país. Hablemos de los homosexuales. Todo el mundo aceptará que vengan. Pero tendrán que someterse a nuestras reglas", dijo Salman, para quien la homosexualidad es algo "haram" (prohibido por la religión) y que opina que los niños pueden aprender algo que no es bueno.

Preguntada por la cuestión, Faeser apuntó que es la primera vez en la historia del país que un miembro del gobierno alemán realiza un viaje de estas características previa a la celebración de un Mundial, lo que a su juicio evidencia la "responsabilidad" y "sensibilidad" de su Ejecutivo respecto a esa cuestión.

"El objetivo de mi visita era obtener garantías de seguridad para los aficionados alemanes que visiten Catar, independientemente de su orientación sexual", insistió la ministra, en cuyas competencias se incluye Deportes.

La Asociación de Lesbianas y Homosexuales (LSVD) de Alemania había reclamado ya, antes de producirse las declaraciones del embajador catarí y exfutbolista, que se desaconsejara explícitamente viajar a Catar.

Ahora reforzaron esa demanda y pidieron el boicot diplomático al Mundial -al que la ministra piensa asistir en representación de su país- y también emitir una advertencia a los viajeros en la página correspondiente del Ministerio de Asuntos Exteriores.

El viaje de Faeser a Catar estuvo envuelto en las críticas también por parte del gobierno catarí, que acusó a la ministra de practicar la "doble moral" contra su país.

La política, del Partido Socialdemócrata (SPD) de Olaf Scholz, había criticado públicamente la celebración del mundial en ese país, lo que provocó una queja oficial de Catar a escala diplomática.

Gatito le abre a su humana quien olvidó las llaves al salir de casa