Técnica Saho: Ritual de belleza japonés para tener la piel perfecta

Conoce el secreto mejor guardado de las japonesas para lucir una piel de seda. Esta rutina también se le conoce como rutina de belleza doble y ahora sabrás por qué.

4 de agosto de 2022

Una de las cosas que más envidiamos a las asiáticas es su piel perfecta, con un efecto de porcelana que muchas desearíamos tener. Hoy te hablaremos del ritual Saho que es el equivalente de la k-beauty routine (pero de las japonesas) y es que es bien sabido que los cuidados en la piel de Japón son realmente cansados para logra su icónica piel de seda.

Esta rutina promete tener una piel luminosa y sana con sólo dos pasos y algún truco para aplicarlos, lo tendremos perfectamente. Conoce a detalle cómo se lleva a cabo y las fases que tienes que pasar. Spoiler Alert: ¡son pocas fases que no implican horas en la mañana!

El método Saho es el más común entre las mujeres de nipón por lo práctico que es y los resultados que ofrece. Como ya sabemos, si queremos tener una piel bonita debemos de cuidarla y eso comienza por limpiarla adecuadamente. Toma nota para empezar a hacerlo desde casa.

Fase 1: Doble limpieza

La limpieza es la base del ritual Saho de las japonesas e involucra dos sencillos pasos: primero debes lavar la cara con un limpiador cremoso, con fórmulas en leche o aceite y luego volver a lavar, pero ahora con un jabón a base de agua que tena espuma.

La combinación de productos en este orden asegura que todo rastro de maquillaje, suciedad o contaminación, sea removido y deje tus poros relucientes.

Fase 2: Doble hidratación

La segunda fase consiste en la aplicación del oshibori ¿has escuchado de ella? No es más que colocas una toalla de manos caliente y limpia en el rostro (a una temperatura amigable con la piel), durante 2 minutos, con el fin de que el calor abra los poros y así, el siguiente paso penetre con más facilidad.

Una vez que tu rostro esté listo, aplica un serum hidratante, contorno de ojos y encima tu crema facial. Este paso es relajante así que tal vez después lo único que quieras es ir a tu cama de inmediato.

Fase 3: Tratamiento

Permite que lo anterior absorba perfectamente y enseguida, toma un poco más de crema para la cara y caliéntala con las manos. Cuando su textura esté más ligera, colócala a lo largo del rostro con masajes circulares y como segundo paso, vuelve a calentar las manos (sin crema) y haz presión con ellas sobre tu piel, como si dieras suaves golpecitos.

De esta manera lograrás una mejor absorción del producto; asimismo, tu piel estará mucho más calmada y tonificada. Es como un regalo de amor propio diario.

Te recomendamos practicar este método todas las mañanas, seguido de tu protector solar favorito y en la noche, antes de ir a la cama, para que tu piel respire y se pueda regenerar mientas duermes.

Nota: No olvides que este secreto japonés es solo una parte de todos sus cuidados de la piel, entre ellos los hábitos alimenticios, ejercicio y estilo de vida.

VIDEO: Perrito se hace viral por bailar en la Guelaguetza