IRÁN CASTILLO

Irán Castillo narra el momento de más angustia en su embarazo: "Dijeron que abortar era una opción"

Un mal diagnóstico la llevó a la angustia más terrible en los primeros meses de su embarazo.

Irán Castillo y Pepe Ramos.Irán Castillo vivió semanas angustiantes al inicio de su embarazo.Créditos: Instagram
Escrito en TIEMPO X el

Irán Castillo está muy cerca de tener a su segundo bebé con Pepe Ramos. Recientemente compartió imágenes de su lindo baby shower rodeada de mucho amor esperando a "Demian", el nombre que decidieron ponerle a su hijo.

Pero no todo ha sido color rosa, revela también los momentos de más angustia que vivió en su embarazo donde estuvo al borde de la desesperación un poco más de tres semanas. La protagonista de la recién finalizada telenovela "SOS Me estoy enamorando", contó su experiencia para que más mamás que están pasando por lo mismo, puedan aprender la lección que le dejó su historia.

En una transmisión en vivo junto con su esposo, relataron que los primeros meses transcurrieron con tranquilidad porque los estudios mostraban a un bebé sano y creciendo con fuerza pero los médicos les dijeron que faltaba uno con un precio más elevado. 

El estudio se llama ADN fetal y consiste en sacar sangre de la mamá, extraer el ADN del bebé y analizar con cálculos matemáticos la condición del producto. El resultado se lo dieron a través de una llamada telefónica cuando Irán Castillo se encontraba en un centro comercial. A su esposo la pareció que el médico tuvo "falta de tacto" al hacerlo de esa forma. 

"Me hicieron una llamada pero yo estaba en un centro comercial y no pude contestar. Mejor le llamé por teléfono y el médico me comentó que mi bebé tenía trisomía 18; es decir, el síndrome de Edwards. Me senté en una banca y empecé a ver todo en cámara lenta", comenta la actriz. 

¿Qué es el síndrome de Edwards?

Es una afección que ocasiona graves retrasos en el desarrollo del bebé. Los síntomas incluyen bajo peso al nacer, cráneo pequeño con forma anormal y defectos de nacimiento en los órganos que suelen ser mortales. El síndrome de Edwards no tiene tratamiento y generalmente es mortal antes del nacimiento o durante los primeros 12 meses de vida.

Pepe Ramos, su esposo, compartió que fueron a consulta médica al otro día y los hicieron esperar más de dos horas. Contactó al doctor y solo le dijo que abortar era una de las opciones. "Me dijo que la interrupción del embarazo era uno de los escenarios pero que necesitaba ver qué pasaba y no sé qué otras cosas", comentó.

Estaban preocupados y muy tristes. Decidieron tener otra opinión y cambiaron de médico. Llegaron con una genetista que les recomendó realizar amniocentesis que consiste en extraer líquido de la placenta para estudiarlo y determinar el estado genético. El resultado les regresó la tranquilidad. "La genetista hizo el estudio más rápido de lo que suele hacerse y nos llamó un día para decirnos que el bebé estaba bien, que no había de qué preocuparnos", compartió Pepe.

La lección de estas semanas llenas de tristeza, preocupación y angustia, es que el ADN fetal es un proceso matemático que médicamente no se puede considerar como diagnóstico. La pareja por supuesto investigó arduamente sobre este estudio además costoso. Aprendieron que da falsos negativos pero también ¡falsos positivos!

Irán Castillo y Pepe Ramos se encuentran ahora felices y tranquilos esperando por solo algunas semanas la llegada de su bebé sano y fuerte. Fue una amarga experiencia pero aprendieron la lección y quieren compartirlo con otros futuros padres para que no pasen las horribles semanas que ellos tuvieron que vivir.