NFL

NFL: Los equipos que buscarán ganar su primer Super Bowl en 2022

12 equipos buscan salir de la lista de aquellos equipos que nunca han podido alzar el Trofeo Vince Lombardi.

Super Bowl se disputará el segundo fin de semana de febrero por segunda vez en la historia.Arizona recibirá su primer Super Bowl desde la edición XLIXCréditos: Twitter - @StateFarmStadium
Escrito en POLIDEPORTIVO el

La National Football League arrancó su pretemporada con la victoria de los Raiders de Las Vegas sobre los Jacksonville Jaguars, lo que dejó como la última semana sin la participación del resto de los equipos que arrancarán el camino de cara al Super Bowl LVII que se disputará en State Farm Stadium de Glendale, Arizona. 

La liga, con diversos mecanismos como dar la primera elección de talento colegial al peor equipo de la campaña pasada o la regla del tope salarial para equilibrar la retención de talento de las 32 franquicias han logrado una cierta paridad en la competencia con 20 de sus equipos que han conseguido al menos un campeonato de la NFL

Estos son los equipos que nunca han ganado un Super Bowl en la historia 

Conferencia Americana

Cincinnati Bengals - El conjunto de Ohio tendrá la oportunidad de salir de esta lista y convertirse en el vigésimo primer equipo en presumir su primer campeonato de Super Bowl y el primero en conseguirlo desde 2017, cuando lo lograron los Philadelphia Eagles. Hasta este momento, los Bengals han clasificado a dos "súper domingos" con mismo número de descalabros ante los San Francisco 49ers. 

Tennessee Titans - Los otrora Houston Oilers consiguieron su único boleto al Super Bowl hace 22 años, cuando jugaron ante los Rams, entonces de San Luis y se quedaron a una yarda de lograr el primer empate en la historia del enfrentamiento definitivo de la NFL. Sin embargo, no han podido establecerse cómo una potencia en la liga e incluso son el único equipo en desperdiciar tres campañas con el mejor récord de su conferencia, incluyendo el 2021 cuando cayeron ante los Bengals. 

Buffalo Bills - Pese a su derrota con los Kansas City Chiefs en la ronda Divisional, los Bills suponen uno de los principales favoritos para alcanzar el Super Bowl LVII y conseguir su primer viaje al gran partido desde 1993, su quinto en la historia, donde buscarán coronarse tras cuatro años sin poder lograr amarrar el trofeo Vince Lombardi a principios de la década de los 90. 

Los Angeles Chargers - Con Justin Herbert en los controles, los Chargers buscarán alcanzar su primer campeonato de la Conferencia Americana desde 1994 cuando llegaron a su único Super Bowl, donde perdieron 49-26 ante los San Francisco 49ers y su primer título desde 1963 cuando lo lograron en la vieja American Football League. 

Cleveland Browns - Pese a ser una de las fuerzas dominantes de la NFL en la década de los 50 y parte de los 60 con Otto Graham como mariscal de campo y posteriormente con Jim Brown como corredor, los Browns no han podido ni siquiera alcanzar el Super Bowl, quedando en cinco ocasiones en la antesala del gran partido. Tres con la vieja National Football League y tres Campeonatos de la AFC. 

Jacksonville Jaguars - En apenas su segunda campaña tras conseguir la franquicia de expansión, los Jaguars de la mano de Tom Coughlin alcanzaron el juego que definiría al representante de la AFC para el Super Bowl XXXI donde cayeron ante los Patriots. Tres años después hicieron lo propio ante los Titans en las vísperas de la edición XXXIV del juego. Después de algunas campañas complicadas en 2017 parecían tener la oportunidad, pero un regreso tardío de Brady los de New England sepultaron sus esperanzas. Ahora buscarán lograrlo con Trevor Lawrence en los controles, así como la primera selección global del 2022 en el Draft

Houston Texans - El equipo más joven en la National Football League no han podido ni siquiera rozar la antesala del Super Bowl, con cuatro viajes a la Ronda Divisional de los Playoffs en la Conferencia Americana en 2011, 2012, 2016 y 2019, cayendo en todas sus oportunidades frente a Baltimore, New England en dos ocasiones y una más frente a Kansas City. 

Conferencia Nacional 

Minnesota Vikings - Los Vikings son junto a los Bills, los equipos con más viajes al Super Bowl sin poder conseguir su primer Trofeo Vince Lombardi. Los nórdicos alcanzaron todos sus viajes en siete años, aunque cayeron ante los Chiefs en el Super Bowl IV, los Dolphins en la edición octava del juego, junto a los Steelers (SB IX) y los Raiders (SB XI). Desde entonces, los de la División Norte de la Conferencia Nacional han caído en seis antesalas del "súper domingo". 

Arizona Cardinals - Luego de quedar a menos de dos minutos de conseguir su primer campeonato desde que salieron de San Luis, Missouri en el Super Bowl XLIII tras el pase de anotación de Ben Roethlisberger con Santonio Holmes, los Cardinals no han podido regresar al gran partido, ni con Carson Palmer, Josh Rosen o Kyler Murray, quien lleva dos años en los controles de la ofensiva del desierto. 

Atlanta Falcons - Tras su histórico colapso de 25 puntos ante los New England Patriots, los Falcons se rezagaron en el sótano de la División Sur de la Conferencia Nacional y ni los talentos de Matt Ryan o Julio Jones, quien se marchó a Tennessee en 2021, pudieron recuperar a la escuadra de Georgia, aunque los fanáticos de la ciudad han podido celebrar campeonatos de los Braves en las Grandes Ligas de Beisbol o de los Bulldogs en el futbol americano colegial. 

Carolina Panthers - De una manera similar, el proyecto de Cam Newton parecía ir en camino a finalmente poder llevar el Trofeo Vince Lombardi a Charlotte. Sin embargo, cuando alcanzaron su segundo Super Bowl en la historia quedaron inermes ante la poderosa defensiva de los Denver Broncos en la edición 50 del gran partido. Desde aquel juego sólo han clasificado a una postemporada en 2017

Detroit Lions - Los Detroit Lions son el único equipo en la Conferencia Nacional que nunca han podido alcanzar el Super Bowl, siendo su oportunidad más cercana en 1991 cuando rozaron el "súper domingo" antes de caer ante los Washington Redskins que irían a ganar el Super Bowl XXVI con Barry Sanders como bujía ofensiva.