De la ficción a la realidad: Cuervos Negros jugarían en la Liga MX

El equipo representativo de la popular serie podría ocupar el lugar del Atlético de San Luis, manteniéndose en la plaza potosina por los siguientes años.

1 de junio de 2021

De una serie de Netflix a un club profesional de primera división, los Cuervos Negros de Nuevo Toledo podrían desembarcar en la Liga MX para ocupar el lugar del Atlético de San Luis, que habría sido adquirido por el empresario y publicista Carlos Alazraki, quien aseguró que lo hizo acompañado por un grupo de inversionistas estadounidenses.

Fue a través del programa digital "Atypical TV", en el que acompañado por personajes de la política, Alazraki aseguró que cerraron la compra del club potosino y dejó entrever el futuro nombre del equipo. "(Compré al Atlético de San Luis) con unos gringos. Ya se imaginarán el nombre, por eso lo compramos", dijo el empresario.

Inversión extranjera en la Liga MX

En la última Asamblea de Dueños, se aprobó que Necaxa y San Luis abrieran sus puertas a una inyección económica extranjera. Los Rayos fueron los primeros en dar el 'bombazo', pues este martes figuras de la talla de Mesut Ozil y Eva Longoria compartieron publicaciones en las que presumieron ser los nuevos socios del equipo.

El caso del club potosino podría ser un poco más tardado, sin embargo la opción de que el Atlético de Madrid se deshaga de la institución y la deje en manos del grupo de inversionistas americano, luce probable.

Club de Cuervos, ¿en San Luis?

Si bien hasta el momento la única información es la que dio el propio Carlos Alazraki en el programa, las posibilidades de que Club de Cuervos desembarque en el Bajío son reales, aunque es impredecible cómo sean recibidos por la afición potosina, que nunca terminó de conectarse con la identidad rojiblanca, impuesta por el Atleti.

No es el primer intento

La intención de llevar a los Cuervos Negros de la pantalla chica a la vida real no es la primera, pues en 2019 se llegaron a manejar versiones que apuntaban a que el equipo llegaría a la Liga MX para jugar en Puebla, ocupando la plaza de Lobos BUAP, como el decimonoveno club del certamen.

En aquel entonces Mario Mendívil, dueño de la franquicia, había quedado encantado con el plan, sin embargo al poco tiempo el equipo descendió y a la postre desapareció del profesionalismo.