MARANA OCHOA

Mariana Ochoa se pasó de copas y esto pasó

La integrante de OV7 causó polémica en 2010 cuando fue captada besando a otro hombre tras regresar de su luna de miel con su entonces esposo Christian Eskenazi

Mariana Ochoa.La cantante se sinceró sobre las razones por las que fue infiel a su primer esposo Christian EskenaziCréditos: Instagram @soymarianaochoa
Por
Escrito en TIEMPO X el

La sinceridad es una de las características de Mariana Ochoa cuando habla sobre diversas situaciones de su vida como los roces dentro de OV7 y sobre su vida personal.

La artista fue invitada al programa “El Minuto que cambió mi destino” de Gustavo Adolfo Infante en donde abrió su corazón para recordar el episodio que la colocó en el centro del huracán.

En 2010, Mariana Ochoa causó revuelo al ser captada por los paparazzis de la revista TVNotas besándose con un ejecutivo de la disquera Sony Music, pocos días después de haber regresado de la luna de miel en Tailandia con su entonces esposo, Christian Eskenazi.

La integrante de OV7 contó que fue en la fiesta  de cumpleaños de Érika Zaba donde se excedió de copas y terminó besándose con otro hombre que no era su marido, por lo que al darse a conocer las fotografías fue duramente criticada por la opinión pública.

Más de diez años después, la también actriz de telenovelas como “La hija del jardinero” y “Top models” reflexionó sobre el tema y reveló que “no fue intencional” sino que la situación derivó de una tensa luna de miel en la que su ex esposo se apartaba de ella por varias horas porque tenía problemas con las drogas y “nunca me di cuenta”.

“Yo venía deprimida, yo no sabía por qué me dejaba cuatro horas sola, empecé a dudar, pero no tuve cómo comprobarlo en ese momento, estaba sumamente deprimida y ¿qué hice en mi primera salida?, en el cumpleaños de Erika, meterme shots como si no hubiera un mañana para olvidarme de mi tristeza y pasó lo que pasó”, recordó.

El caso se hizo público con las fotografías que salieron en la revista: “No fue intencional, yo me acababa de casar, me excedí de copas y terminé besando al que se me puso al lado, que terminó siendo una persona de la disquera, pero pudo haber sido el del valet parking que me iba a entregar las llaves”, confesó.

Luego, perdió la conciencia y “al día siguiente teníamos ensayo los OV7 y aposté con ellos porque Ari me preguntaba: ‘¿Por qué este wey te estaba abrazando? Júrame que no hiciste nada’. Y yo: Te lo juro por mi vida, cómo voy a hacer algo con él? Es cuate, no me gusta”.