Andrea Legarreta confiesa que tiene diferencias con Galilea Montijo

La presentadora explicó que ella y Galilea no siempre se llevan bien

19 de octubre de 2021

Andrea Legarreta y Galilea Montijo son las conductoras con más antigüedad en el matutino "Hoy". Su desempeño en el matutino le ha dado el cariño del público, donde en cada emisión se aprecia la excelente relación que mantienen.

Legarreta y Montijo muestran ante las cámaras que poseen una excelente relación de amistad, podría decirse que casi perfecta, pero recientemente, en una entrevista con Mara Patricia Castañeda, la esposa de Érik Rubín detalló que no todo ha sido miel sobre hojuelas entre ella y su compañera.

"Ella entró cuando comenzó 'Hoy', cuando producía Alexis Núñez. Cuando estaban Angélica Vale y Arath, pero yo no la recuerdo ahí y ella me ha dicho que fue por muy poco tiempo", explicó la también actriz.

Con la salida de una conductora, Legarreta invitó a Galilea para que regresara como una de las presentadoras. "Tiempo después, Laura Flores iba a hacer una novela y fuimos al Estado de México porque Gali estaba ahí en un programa de bajar de peso y yo le dije a Romagnoli: 'Fíjate que estaría padre que en lugar de Laurita estuviera Galilea'. Y ese día, platicando con ella, aunque aún no éramos amigas, le dije que si quería entrar y así fue", recordó Legarreta.

Andrea detalló que han tenido momentos difíciles, aunque han sabido resolverlos. "Hemos vivido muchas cosas, hemos pasado momentos de roce, pero al final hemos usado más la razón y después el corazón".

La actriz aseguró que fuera de estas diferencias son grandes amigas y compañeras

"Entonces nos damos cuenta que las dos sumamos, que hacemos una buena mancuerna, porque en un programa como esos, necesitas gente que sume. Contrario a lo que la gente pueda pensar de: ' tápala, córrela, quítala', o lo que sea, pero sería absurdo pensar que alguno de los que han pasado por ahí no suman".

"Nos hemos acompañado en momentos duros de la vida de cada una y también nos hemos reído y llorado juntas. Nos queremos por lo que somos y a pesar de lo que somos, porque al final, nuestra historia de vida y nuestras personalidades pueden ser distintas, pero hay mucho respeto, complicidad y agradecimiento mutuo", puntualizó.