RED BULL

Christian Horner le deja la puerta abierta a este fabricante para colaborar en un futuro con Red Bull

El jefe de Red Bull reconoció que por el momento Honda se alejará de la Fórmula 1 y ellos trabajan en su propio motor, pero no descarta una posible colaboración más adelante con el desarrollo de nuevas tecnologías.

Christian Horner le deja la puerta abierta a este fabricante para colaborar en un futuro con Red Bull.El jefe de Red Bull reconoció que por el momento Honda se alejará de la Fórmula 1 y ellos trabajan en su propio motor, pero no descarta una posible colaboración más adelante con el desarrollo de nuevas tecnologíasCréditos: Twitter
Escrito en POLIDEPORTIVO el

Christian Horner habló sobre el desarrollo de su nuevo motor creado para Red Bull y Alpha Tauri, donde Honda ya no es el proveedor del mismo, por lo que ya no forman parte del proyecto de cara a los cambios que se presentarán a partir del 2026. 

El jefe de la escudería austriaca habló para varios medios de comunicación y explicó que ya tiene el prototipo de motor para el 2026, por lo que no necesitan más de los japoneses, quienes ahora se centrarán en producir estos mismos pero eléctricos y ya no de combustión. 

Ya tenemos un motor, un prototipo, en marcha. Hemos puesto los bancos de pruebas en marcha. Estamos en marcha. Honda es y sigue siendo una gran empresa y se han retirado de la Fórmula 1 para centrarse en la electrificación de sus productos. Se están alejando del motor de combustión”, señaló. 

Christian Horner tiene a Red Bull como líder de la Fórmula 1. 

Sin embargo, Christian Horner dejó abierta la posibilidad de poder colaborar en un futuro, puesto que existe la opción de poder requerir nuevas tecnologías en las que Honda es sin duda un pionero. 

“Si estuvieran viendo un posible regreso a la Fórmula 1, tendrían que tener en cuenta sus propios objetivos. Pero si ven oportunidades de hacer algo con la tecnología de baterías en la F1, por ejemplo, entonces estamos abiertos a las negociaciones”, concluyó.

VIDEO | Así fue el tenso e incómodo careo del Canelo Álvarez y Gennady Golovkin