FÓRMULA 1

Toto Wolff respaldó a Lewis Hamilton pese a mal arranque: "El mejor de todos los tiempos"

Mercedes ha conseguido nueve campeonatos consecutivos de constructores.

Lewis Hamilton marcha séptimo en campeonato de pilotos.El británico ligó 17 años seguidos con al menos un podio en F1Créditos: EFE
Escrito en POLIDEPORTIVO el

De cara al Gran Premio de Miami 2022, primera fecha estreno de la Fórmula 1, Toto Wolff habló sobre el mal arranque de Mercedes y Lewis Hamilton, aunque aprovechó para dar un respaldo al piloto británico, al que calificó como "el mejor del mundo" pese al bache de esta campaña, donde no ha podido cosechar un podio en el Gran Premio de Bahrein. 

"Lewis Hamilton es el mejor piloto del mundo, pero no tiene el auto para demostrar eso en este momento del año. No importa si termina octavo o décimo tercero", dijo el ejecutivo acerca del británico quien marcha en la séptima posición del campeonato de conductores tras cuatro carreras en 2022. 

Por otro lado, no descartó que Hamilton pueda consumar una remontada con 18 carreras por disputarse: "Estamos hablando de siete veces campeón mundial. Tuvo un atraso, pero lo alcanzó y estuvo a nada de ser campeón mundial. No conozco a ninguno de los grandes que no haya tenido en algún espacio una etapa difícil. El nos va ayudar para salir del problema en el que estamos". 

"Estoy muy impresionado por como se ha podido adaptar George Russell. Es muy profesional en su trabajo y muy analítico. La cooperación de nuestros pilotos es uno de los pocos aspectos destacados en esta campaña. Buscamos que no haya tensión y sólo trabajo productivo. No podría estar más feliz con nuestra pareja de este año", dijo Wolff, sobre la llegada del joven conductor ex de Williams. 

Asimismo, Wolff señaló que la crisis de las "saetas plateadas" no están relacionadas con el tándem en la parrilla, sino por problemas de análisis en la fábrica de Silverstone: "No tenemos las actuaciones que esperamos de nosotros mismos. Y definitivamente no tienen culpa nuestros pilotos". 

Revive el último campeonato de Helmut Marko con Red Bull en la Fórmula 1