BOXEO

Andy Ruiz confesó cómo es entrenar con el Canelo Álvarez

El pugilista mexicano aseguró que para él es una bendición poder estar al lado del hombre del momento.

Andy Ruiz confesó cómo es entrenar con el Canelo Álvarez.El mexicano busca a su siguiente rival tras vencer a Arreola en mayo.Créditos: Tomada de Instagram: @andy_destroyer13
Escrito en POLIDEPORTIVO el

Andy Ruiz aceptó que el Canelo Álvarez le exige mucho en los entrenamientos. El ex campeón de los pesos completos confesó que entrenar al lado de su compatriota significa ser empujado al máximo, pero al mismo tiempo, explicó que es un honor que toma de la mejor manera, ya que no cualquiera puede entrenar con el mejor del mundo, algo que él y otros campeones valoran mucho, al tener un ejemplo como el de Saúl frente a ellos. 

"Cuando estoy entrenando, él me grita y me dice: 'vamos, tienes que entrenar más duro, tienes que hacer las cosas como yo'. No puedo enojarme, no puedo decir nada porque él es el hombre del momento", explicó Ruiz a Last Stand Podcast. 

"Él nos da a todos motivación, porque todos queremos ser como él, ¿verdad? Todos queremos ser el mejor libra por libra, todos queremos estar exactamente en su posición, pero no podemos estar en esa posición si no ponemos todo ese arduo trabajo y dedicación. Eso es exactamente lo que nos está mostrando. No solo me lo está mostrando a mí, se lo está mostrando a otros campeones que están aquí. Es una bendición estar a su lado", agregó. 

Ruiz no se sube al cuadrilátero desde mayo de 2021, cuando venció a Chris Arreola en las tarjetas en California. Sin embargo, es su único combate desde diciembre de 2019, pelea que perdió ante Anthony Joshua, quien cobró venganza del primer encuentro entre ambos. El mexicano debió entregar los cinturones de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), Organización Mundial de Boxeo (OMB), Asociación Mundial de Boxeo (AMB) y la Organización Internacional de Boxeo (OIB) de los pesos pesados. 

Por su parte, Canelo Álvarez se enfrentará a Caleb Plant el próximo 6 de noviembre en Las Vegas, con la oportunidad de convertirse en el primer campeón indiscutido en la historia de las 168 libras.