VIRAL

5 personajes célebres que conocieron a María Sabina

Recordamos un poco la vida de la mística curandera y chamana nacida en la cierra de Huautla, Oaxaca, el 22 de julio de 1894.

María Sabina.Nació el 22 de julio de 1894 Créditos: Twitter
Escrito en EN LA HORA el

Nacida el 22 de julio 1894 en la sierra de Oaxaca, en un pequeño municipio llamado Huautla de Jiménez, María Sabina Magdalena García fue una conocida curandera que marcó la historia del chamanismo en México.

Haciendo uso de hongos alucinógenos o como los llamaba ella “niños santos”, se hizo de una popularidad internacional luego de que, en 1953, a través de un reportaje publicado en la revista LIFE, el banquero y micólogo Robert Gordon Wasson, pudiera entrevistarla y estudiar con ella todo el proceso de curación en sus pacientes.

Desde entonces, además de ser muy popular en su natal Oaxaca y recibir a cientos de personas nuevas cada día, también fueron, de todas partes del mundo, algunas personalidades de fama internacional a conocer a María Sabina, quien afirmaba que durante las veladas nocturnas donde ingería los hongos, los dioses le ayudaban a averiguar entre rezos y visiones, cuáles eran las dolencias de sus pacientes.

Se hizo un símbolo místico en la cultura mexicana, tanto que hasta el TRI le hizo una canción. Hoy recordamos su legado con algunos personajes célebres en la historia que fueron a visitarla alguna vez.

Albert Hoffmann

O mejor conocido como el primer hombre en haber sintetizado, ingerido y experimentado los efectos psicotrópicos del LSD, fue a visitarla un 11 de octubre de 1962, se dice que para darle 30 mg de psilocibina sintética a ella, a su hija y a otro chamán con la esperanza de que los expertos aprobaran su nuevo fármaco con principios en esta sustancia. Además de realizar un catálogo en donde encontramos la mayoría de plantas alucinógenas que existen alrededor de todo el mundo, pero en especial en México.

Walt Disney

Aunque esto es solo un rumor a voces que ha tomado fuerza con el pasar de los años y que se menciona cada que se habla de María Sabina, se dice que Walt Disney, pionero en la industria de los dibujos animados y creador de Mickey Mouse, visitó a la curandera de Oaxaca en un par ocasiones y que gracias a sus visitas y todo lo que vivió en la sierra, pudo consolidar todo lo que conocemos hoy en día como los clásicos con los que algunos crecimos. También se dice que fue él quien financió la construcción de la pista de aterrizaje más cercana a Huautla para evitar 10 horas de camino desde la ciudad de Oaxaca.

Aldous Huxley

Este aclamado autor y filósofo británico, quien hizo un aporte gigantesco con sus observaciones en el uso de sustancias alucinógenas en libros como “Las Puertas de la Percepción” o “Cielo e Infierno”, también está en esta lista de celebres personalidades que vinieron desde lejos a visitar a María Sabina. Se sabe que Huxley vino en los años 30 en busca de una alternativa moral que estaba en decadencia en Europa en aquella época y tomó como inspiración, no sólo México sino de todo Latinoamérica para su obra más conocida “Un Mundo Feliz”. En los años 60 y poco antes de su muerte hizo otra visita a México en la que se cree que pudo haber conocido a María Sabina.   

Alejandro Jodorowsky

Dicho por él mismo en un post en Facebook: “En verdad, nunca me propuse buscar a «la Abuelita». Fue ella quien me buscó. Al mismo tiempo que preparaba mi película "La montaña sagrada", yo había creado un espectáculo de títeres, "Manos arriba", que mostraba las visiones que producía un alucinógeno llamado Semilla de la Virgen, ololiuhqui en náhuatl, «cosa redonda», LSD natural que los toltecas y aztecas consideraban una divinidad y al que rendían culto. En el teatro Casa de la Paz, mientras estaba subido a una escalera para fijar un reflector de escena y mascaba un puñado de esas semillas, tuve una visión: vi la totalidad del universo, un compacto amasijo de luces que tenía la forma de un cuerpo redondo en perpetua expansión y en plena consciencia. Fue tal la impresión que, lanzando un grito, perdí el equilibrio y caí de pie, torciéndome los tobillos. Al cabo de unas horas se hincharon, causándome fuertes dolores. Después de ingerir varios calmantes, me dormí. En sueños fui un lobo que cojeaba, con las dos patas traseras heridas. Apareció María Sabina. Me mostró un enorme libro blanco, lleno de luz. «Mi pobre animal: ésta es la palabra perfecta, el lenguaje de Dios. No te preocupes de no saber leer. Entra en sus páginas, formas parte de él.» Avancé hacia esa luz. Penetró todo mi cuerpo, menos las patas traseras. La anciana me las acarició con un amor tan grande que me desperté llorando. Vi con sorpresa que mis tobillos, completamente deshinchados, no me causaban el menor dolor”.

Getty Images

John Lennon

Aunque esto es tan sólo un rumor gigantesco del cual existen varias versiones, como la que sale de la misma María Sabina al decir que en una ocasión vinieron a ella un señor rubio y una muchacha de aspecto oriental y le pidieron un viaje el cual ella aceptó; después de estar en trance y meditación algunas horas él se le acercó y le dijo con un perfecto español: “gracias, he visto mi muerte”. Le escribió una nota y dejó algunos dólares en la mesa. También existe la historia contada en el libro “Vida de María Sabina”, donde Álvaro Estrada, autor, nos relata lo siguiente: “En el verano de 1969 hubo fuertes rumores sobre la llegada de un avión Cessna en el que habrían aterrizado Carlos Ávila Camacho, John Lennon, George Harrison y una antropóloga llamada Brenda. Supuestamente se hospedaron en la Posada Rosada, fumaron marihuana y salieron a buscar a María Sabina. Ella no quiso desvelarse con ellos porque se encontraba agotada y los citó a la noche siguiente. Como las estrellas no quisieron esperar, fueron a dar con otra chamana, Josefina Terán, quien les organizó un "viaje" a cambio de unos pesos. Se supone también que, en el transcurso de la misma, John Lennon se ‘malviajó’ y salió de la choza gritando: No permitiré que me maten.”

Es increíble todo el misticismo que alcanzó esta mujer durante su vida, un símbolo de culto y una figura sumamente interesante en nuestro país; querida y estudiada por miles, aunque con una vida llena de maltratos y abusos por sus parejas, María Sabina sabía cuál era su misión y se encargaba con valor de ella, sanaba a los enfermos y siempre la podías ver ayudando a las personas en documentales y entrevistas donde la mencionan. Finalmente falleció en su natal Huautla, el 22 de noviembre de 1985.

La canción del TRI a María Sabina